Home / Verano BBBMX  / Top 12: Discos para escuchar en el verano

Top 12: Discos para escuchar en el verano

En BangBangBangMX ya les demostramos que el verano nunca es tan malo en trabajos cinematográficos, también les sugerimos que es la época en la que más se pueden atrever para arriesgar en colores, incluso también

En BangBangBangMX ya les demostramos que el verano nunca es tan malo en trabajos cinematográficos, también les sugerimos que es la época en la que más se pueden atrever para arriesgar en colores, incluso también les hablamos de lo enriquecedor que a nivel cultural pueden resultar estos meses, pero como sabemos que para ustedes, los Bangers, nunca nada es suficiente se nos ocurrió ¿por qué no también ponerle música a todo esto?

El verano es la gran oportunidad para empaparnos de mucha nueva y buena música ¿qué nos corresponde a nosotros? Cumplir con una fina selección de lo que sus oídos pueden deleitarse en el Verano BangBangBang!

Sin más, la entrega de lo que nos ha gustado escuchar este verano y que queremos compartirles no sólo para que tengan algo nuevo que subir al iPod, sino para que ustedes junto con nosotros, se despeinen en esta época del año.

1. Frank Ocean – Channel ORANGE (Def Jam, 2012)

Definitivamente este disco es una obligación para escucharse, todo el hype a su alrededor debe ser por algo. “Channel ORANGE” es una oda al R&B bien hecho, al soul con alma pop y a la delicadeza en general. Frank Ocean es un hábil letrista, no voy a decir que habla por una generación o que es un poeta, sólo eso, es hábil, muestra es que antes del lanzamiento de este, su álbum debut, escribía canciones para grandes astros del pop. Tal vez es demasiado lo que sucede alrededor del trabajo y lo que está contenido se queda corto, sin embargo, para esta época, el corazón del año, se antoja ideal. Definitivamente ayudará a relajarte durante el verano, y sea como sea, la calidad de su producción no queda en tela de juicio.

2. DIIV – “Oshin” (Captured Tracks, 2012)

Originarios de Brooklyn (¿de dónde más?) esta banda se desprende como proyecto alterno de Zachary Cole Smith, guitarrista de los Beach Fossils. El sonido de DIIV es un pop retro con guiños muy claros a The Cure. El trabajo se mueve con soltura, pues aunque es un proyecto nuevo, su guía y líder no es un improvisado. Voces fantasmales, música retro que nos transporta a los 80s y según el propio Smith, influencia del krautrock que sí, tal vez esté ahí. Un álbum obscuro en concepción y que no deja de ser divertido como todo buen trabajo rebosante de pop.

3. Dirty Projectors – Swing Lo Magellan (Domino, 2012)

Sexto álbum en la impecable trayectoria de los Dirty Projectors, y como en cada entrega, cada vez son capaces de arriesgar más, de experimentar sin ser necesariamente agresivos al oído. En “Swing Lo Magellan” continúan con los cambios abruptos de ritmo, las extrañas instrumentaciones y los arreglos originales, quizá no sea el trabajo que se te venga a la cabeza para pasar el verano, pues no tiene una arquitectura convencional, pero vale la pena la “amigable” experimentación de estos oriundos de Nueva York. El gran encanto de los Dirty Projectors es precisamente ese, que siempre están buscando algo que incorporar a su mezcla imposible de clasificar pero siempre interesante.

4. Hot Chip – “In Our Heads” (Domino, 2012)

Definitivamente si queremos divertirnos debemos voltear a ver el más reciente trabajo de estos ingleses. Mantienen la idea principal que siempre nos ha gustado en su música, la de no tomarse tan en serio las cosas, ni a ellos mismo, y sin embargo, en este quinto opus parecen más concentrados, su sonido ha dejado un poco el disco y la electrónica para bailar y se enfocan más en melodías bien hechas y retacadas de arreglos interesantes. Lo encantador en Hot Chip es su afán bromista, mismo que sigue presente a pesar de la madurez.

5. Ty Segall Band – “Slaughterhouse” (In the Red Records, 2012)

Si lo tuyo son las fiestas donde reinan las guitarras distorsionadas, el punk el ruido, los gritos, el noise, el lo-fi, ríos de alcohol y posiblemente el slam, definitivamente este es el álbum que debes escuchar. Primer trabajo de un viejo conocido: Ty Segall lleva ya bastante tiempo haciendo música, siempre moviéndose en terrenos del garage y el punk psicodélico, pero es el primer álbum que lanza bajo el nombre Ty Segall Band. No hay mucho que decir, es duro, directo, breve y aguerrido, quizá no es sencillo para quien no está acostumbrado a este tipo de música, pero pronto adquiere el matiz adecuado para hacerlo interesante. Es su simpleza precisamente lo que lo hace tan universal.

6. Band of Skulls – “Sweet Sour” (Electric Blues Recording, 2012)

Guitarras, irreverencia y mucha actitud son tres de las palabras claves que describen a Band of Skulls. El segundo material de esta banda después de su gran debut en el 2009 los viene a colocar nuevamente en la mira de todos, una de las razones es porque estos músicos han buscado darle un sonido original a la banda, logrando ser una grata referencia de lo que el blues rock representa nuevamente para nuestra época.

7. Best Coast – “The Only Place” (Wichita Records, 2012)

Para la gente que busca tener su amor de verano para dedicarle canciones cursis pero de buen gusto, quizás este disco sea la respuesta absoluta a todas sus peticiones. El surf pop o surf rock de Best Coast es una estilo de música que como banda, les ha sentado demasiado bien colocándolos en el acceso de fácil entrada para todas aquellas personas que buscan música sencilla sin muchas pretensiones. Un disco poco arriesgado, armonioso e ideal para darse a los besos es lo que en The Only Place van a encontrar.

8. Mystery Jets – Ranlands (Rough Trade Records, 2012)

Seis cabezas piensan mejor que una y así es como los Mystery Jets han funcionado como una banda increíble desde el 2004. A pesar de no ser una de las bandas más destacadas del Reino Unido, por lo menos no del mainstream, estos chicos han venido haciéndola muy bien en lo que al indie rock con pop se refiere. Una de las cosas esenciales en Randlands es que los chicos por primera vez han logrado concentrarse en hacer todo un buen disco en lugar de hacer unos cuatro sencillos. Letras que hablan de lo rápido que nos enamoramos y de lo mucho que lo disfrutamos. Sin duda el disco fue hecho para la gente que disfruta montar atmosferas alrededor de cada canción.

9. Van She – Idea of Happiness (Modular, 2012)

El electropop hace una vez más su aparición en esta lista veraniega con una entrega más que apropiada. Van She, uno de los actos más destacados de Australia ha maquilado después de 4 años de espera, uno de los discos que representa integralmente qué es lo que está sucediendo en el pop, sonidos que se tomaron prestados de Major Lazer y Cassius mezclados con guitarras y voces que hacen melodía con cada una de las canciones. El disco es en un 99% bailable, el otro 1% es puro diseño.

10. Santigold – Master of my Make-Believe (Atlantic, 2012)

Muy pocos actos en la actualidad pueden dominar la fusión de ritmos en la creación de música, por lo menos no de una manera pretenciosa, el new wave, el dub, el hip hop y el post punk no son elementos fáciles de mezclar en un solo disco, a menos que te llames Santigold. Master of my Make-Believe es el regreso de la morenaza originaria de Filadelfia. Un disco que si bien queda un poco a deber después de aquellos cracks en su debut, cumple con lo que la gente espera de un disco enfocado a los nuevos ritmos y sonidos.

11. Passion Pit – Gossamer (Columbia, 2012)

El indie pop es el género que menos le hace justicia a la música por definición de nombre. Esto no es algo que no está del todo perdido, afortunadamente contamos con la existencia de grandes bandas como Passion Pit, la banda encargada de Gossamer, uno de los álbumes más dedicados en la carrera de cualquier banda haciendo pop. Después de dos años de largo trabajo, los originarios de Cambridge están lanzando uno de los discos que vienen a refrescar el año, algo que se agradece de esta banda es la actitud poco comprometida pero alentadora que demuestran en su música, de esos discos que te pueden poner en buen mood en menos de 10 segundos. No hay que tomar muy en serio aquellos sonidos experimentales plasmados en este disco, sigue siendo el sonido Passion Pit que nos conquistó desde sus inicios.

12. Alabama Shakes- Boys and Girls
Cuando la innovación musical se vuelve complicada una buena opción es echar un ojo para atrás. Eso es lo que hacen Alabama Shakes en su primer disco. Nos regresan treinta y cinco años en el tiempo haciéndonos aterrizar en el verano del amor de 1969. Un sonido orgánico y con olor a sol del sur de Estados Unidos.

13 -The Shins-  Part Of Morrow
Y si sientes que hacía falta sol llega The Shins con éste disco sincero y muy colorido. Cargados de “buenaondita” nos presentan Port of Tomorrow, un álbum en el cual es imposible estar serio, se siente como si ellos al grabar estuvieran siempre sonrientes, cosa que se emula al escucharlo.

adrian.cholula@gmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT