Home / Arte y Cultura  / Gregory Emvy

Gregory Emvy

Graduado de una escuela de arte en Nizhy a los 16 años, y luego de la universidad de arte en Rusia, Gregory Emvy, es un artista plástico que desde pequeño siguió los pasos de su

Graduado de una escuela de arte en Nizhy a los 16 años, y luego de la universidad de arte en Rusia, Gregory Emvy, es un artista plástico que desde pequeño siguió los pasos de su abuelo para descubrir que la pintura era su pasión.

 

Actualmente Gregory Emvy se encuentra matriculado en un programa de maestría en el Colegio de Bellas Artes de Wimbledon; también participó en una residencia de arte, durante tres meses, en la ciudad de Puebla.

Gregory Emvy considera que las ideas de arte emergente vienen antes de las habilidades y la realización, en entrevista, nos dejo palpar su discurso alrededor del arte contemporáneo y como es que lo percibe.

 

“El arte contemporáneo es ecléctico y no tiene fronteras, es audaz y desafía formas, materiales y métodos estándar. Está lleno de energía humana. El genio sólo puede encontrarse en absoluta libertad. Pero incluso las ideas más avanzadas tienen que ser fijadas en una fundación confiable que resistiera la prueba del tiempo. Puede ser una academia que proporciona a un artista un conocimiento sin fin sobre el mundo, y él o ella podría usar ese conocimiento inconscientemente. Movimientos como el modernismo, el cubismo, el abstraccionismo, las pinturas a gran escala, todos ellos aportan a un artista las herramientas y habilidades necesarias. De lo contrario, sólo sería vandalismo.

 

En la actualidad el mundo del arte es muy exigente. Tienes que tener la base, pero tienes que innovar también. Me inclino ante artistas que desafiaron las normas tradicionales y la visión de cómo deberían funcionar las cosas. Se enfrentan a lo mundano, se acercan lo más posible a los espectadores que involuntariamente se convierten en críticos de las obras de arte. Hay varias constantes fundamentales sobre cualquier obra de arte. Es la idea, o una especie de declaración filosófica fugaz, es el equilibrio de la composición, un equilibrio de colores y un enfoque hábil. Así es como se puede distinguir una buena obra de arte. Estas constantes ayudan a dirigir al espectador, paso a paso, hacia una revelación detrás de una obra de arte. Si simplemente rechaza todas las normas, una obra de arte puede perder su composición o incluso la capacidad de ser percibido. Es como caer en el abismo. Un espectador será apagado por el miedo de desconocido. Uno puede seguir eternamente sobre el arte por el arte. Después de todo, hay muchos ejemplos de grapas de arte que no encontraron reconocimiento en el momento de su creación. Pero el arte es todo menos arrogante; es comprensible y accesible.

Un artista contemporáneo de la calle podría no poseer las mismas habilidades o conocimientos académicos y antecedentes, como los famosos artistas del pasado. Pero lo que les conecta son las ideas. El proceso creativo está envuelto alrededor de ideas.

 

El arte contemporáneo es una noción multifacética. Su valiente voz se escucha en el arte, el teatro, la música, está libre de los valores impuestos y permite a los consumidores convertirse en amantes del arte.”

 

Emvy siempre de ha sentido satisfecho cuando termina algún trabajo, es entonces cuando contempla su obra durante unas horas y trata de averiguar si todo ha salido de la manera que lo pensaba; también, disfruta leyendo las emociones de un espectador. Para el artista, el arte debe ser capaz de provocar emociones.

Para un futuro, no muy lejano, Gregory Emvy planea lanzar varias colecciones de obras de arte, así como abrir un estudio en México y ser capaz de trabajar fuera de allí. Ahora mismo está inmerso en la arquitectura.

 

“La arquitectura es el lenguaje de los gigantes, el mayor sistema de elementos visuales jamás creado por la humanidad.

 

Al igual que los artistas, los arquitectos no están dispuestos a hablar mucho, porque están tratando de crear objetos tangibles. Cada creativo profesional tiene sus propias herramientas para comunicar sus pensamientos y sentimientos.

 

Para mí, el elemento más complicado pero esencial de la arquitectura y el arte es la sencillez. Las formas simples requieren proporciones y medidas perfectas que dan como resultado una armonía visual. Para lograrlo en mis trabajos experimento con textura y colores.”

No es una tarea fácil tratar de traducir palabras en elementos de construcción. Pero siendo un admirador de la arquitectura, este artista, tiene la misión de re-imaginar las creaciones de los principales arquitectos del mundo en pinturas. Por ello, Gregory Emvy nos invita a unirnos en su búsqueda, impulsada por la imaginación y por las herramientas artísticas que lo harán realidad.

 

Gregory Emvy

omar@bangbangbang.com.mx

Review overview
1 COMMENT
  • Juan Camacho Najera Febrero 18, 2017

    Une pintura y arquitectura

POST A COMMENT