Home / Música  / El poder crudo y emocional en el corazón de Bon Iver está intacto.

El poder crudo y emocional en el corazón de Bon Iver está intacto.

Bon Iver | 22, A Million | ★★★★★   En 22, A Million su tercer álbum bajo el nombre Bon Iver, Justin Vernon se abre camino a un innovador y emocionante camino musical a través de la resolución de una

Bon Iver | 22, A Million | ★★★★

 

boniver

En 22, A Million su tercer álbum bajo el nombre Bon Iver, Justin Vernon se abre camino a un innovador y emocionante camino musical a través de la resolución de una crisis de vida. Este es un disco que se siente desafiante sólo en su superficie: oculta detrás de su críptica exterior se encuentra una colección generosa y gratificante de canciones que hacen uno de los discos más cohesivos y musicalmente producidos en los últimos años. Es a la vez egoísta y generoso: un álbum totalmente personal que sólo se completa con la complicidad y comprensión del oyente.

 

Bon Iver fue uno de los primeros artistas que encontré a través de Internet. Esta acción para mí, ahora es tan importante como el día en que a mis diez años de edad, abrí uno de los armarios en la sala de estar de casa de mis padres para encontrar una amplia colección de casettes y vinilos de nombres como: The Beatles, Rolling Stones, Bob Dylan, The Doors, Dire Strait entre otros. Lo recuerdo razonablemente bien, ya que fue el inicio en que mi curiosidad y gusto por la música se empezó a desarrollar y a transformar. Al oír los primeros acordes de Flume de un archivo MP3 que descargue desde un Blogspot a mis 18 años en ese entonces, comprendí que no solo era una simple canción la que estaba escuchando, había algo más y especial acerca de Bon Iver.

 

Se siente ya hace mucho tiempo, mucho más de la década que realmente es. ¿Quién era este Bon Iver? – Justin Vernon  era en aquel entonces un trovador solitario, con el corazón roto, enfermo y aislado en una cabaña de madera donde surgieron un montón de canciones que goteaban en la pérdida y el pesar.

El Bon Iver de For Emma, Forever Ago del 2007 y el homónimo del 2011 son claros ejemplos de una etapa de ansiedad y depresión que atravesó Justin Vernon, y que sin duda muchos de nosotros también. Esos dos álbumes en lo personal se volvieron el soundtrack de dos etapas en mi vida, no podría decir que hayan sido las más claras. Pero si bien en la oscuridad encuentras luz y en el frio encuentras calor, es por eso que quizás los momentos más difíciles en la vida son los recuerdos más gratos.

 

Es así que, el Bon Iver del 2016 suena exactamente a como yo quería que sonara. 22, A Million se siente en gran medida como un producto de esos dos primeros discos, pero ofrece una mayor comodidad. Es un disco que parte desde una perspectiva totalmente diferente. Se siente como el pináculo de la búsqueda de Justin Vernon de conciliar lo orgánico con lo sintético. Para reunir la disparidad de su vida entre aquella cabaña aislada y el mundo moderno actual; De los conciertos ante miles de fans, de las apariciones públicas y entrevistas. De la tecnología – sus limitaciones y posibilidades. De la inevitabilidad de la enfermedad y la muerte y su sombra sobre la belleza, la creación, la interacción.

 

22, A Million es un tipo completamente diferente de bestia. No sólo confirma que Justin Vernon es un visionario moderno a la vanguardia de la gente, sino que establece un nuevo estándar para la experimentación en la música alternativa. Somos afortunados de escuchar como tal belleza progresiva se despliega a través de nuestros oídos. Disfruta de Bon Iver y dale el respeto por lo que es, un proyecto que ha trascendido y trascenderá generaciones.

 

Tracks esenciales: 22 (OVER S∞∞N), 666 ʇ, 8 (circle) y 33 “GOD”

POST TAGS:

augustoulin@gmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT